un-corazon-renovado“Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos.” Esdras 7:10

Si has recibido en tu corazón el llamado de enseñar y compartir el Santo evangelio, Esdras es un buen ejemplo de hacer correctamente aquellas cosas para engrandecer responsablemente la obra de Dios.

Si has dispuesto tu corazón para buscar a Dios y servirle fielmente en el ministerio de enseñar Su Palabra, es necesario prepararse en forma adecuada a través del estudio diligente, y con profunda oración buscando la presencia del Espíritu Santo en tu vida.

Inquirir, cumplirla y enseñar, es el modelo ejemplar de preparación en La Palabra, el cual Esdras, nos presenta en este texto. Esdras, el escriba, fue fundamental en la restauración de la nación de Israel antes de volver de Babilonia a Jerusalén. Primero estudió antes de emprender una vida de obediencia, y estudió y practicó todos los preceptos bíblicos antes de re-enseñar la ley y purificar en el conocimiento al pueblo de Israel.

Pero el éxito de liderazgo que Dios le entregó, no procedió solo de su corazón renovado, de su fuerza, sino más significativamente porque actuaba “estando con él, la buena mano de Dios” v. 7:9.
Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

ensename-senor“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.” Josué 1:8

Dios expresa el interés primordial en la obediencia de corazón de cada creyente. Meditar Su palabra, leer pensando, reflexionar sus enseñanzas serán guía de vida para nuestros pasos. Cada parte de las escrituras serán alimento espiritual para aquellos que desean servirle en obediencia y fidelidad.

¡Señor Jesús, enséñame a obedecer, a servir, a perdonar y a amar como tú!  En la medida que andemos en sus caminos, su Palabra dice que nos irá bien. Su promesa de prosperidad no tiene que ver con lo material, sino, es una prosperidad en el crecimiento de la gracia de Dios en nosotros.

Es la promesa de la bendición de Dios sobre la gran responsabilidad que el Señor ha dado al cristiano.
El principio aquí, es central para todo esfuerzo y misión espiritual que deseemos tomar.  Específicamente para tener el conocimiento, la práctica, el profundo entendimiento y aplicación de las Sagradas escrituras en cada momento y situación.  Dios nos ayude cada día a ser obedientes a Su Palabra.

Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

 

perseverar-en-la-oracion“Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias.” Colosenses 4:2

Cuando ores, no permitas que otras ideas vengan a tu mente y hagan vacilar tú fe. Es común que cuando comenzamos a orar, hay momentos, que nuestra concentración disminuya y se desvíe sutilmente, para hacernos más difícil el mantener la comunión con nuestro Salvador.
Aférrate a las promesas que has aprendido en La Biblia y la confianza que has construido con Cristo. Que tú fe te haga creer que las cosas que están muertas y sepultadas, serán levantadas por Jesús para Su gloria.

Para Él, nada es imposible, nada es irreversible, recuerda que venció la tentación, el pecado y la muerte para salvación nuestra.

Dios puede resucitar una vida, la cual tú habías pensado que había terminado. Él puede sanar enfermos terminales, puede rescatar al perdido, puede salvar al peor de los pecadores y derrotar a gobiernos tiranos y corruptos.

Cuando perseveras y mantienes tu posición de fe, Él se complace, los avances se aseguran, las intervenciones celestiales son garantizadas y la vida eterna es recibida por sus hijos(as) fieles a Su Palabra.
Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

todo-es-posible-y-remediable“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.” Josué 1:9

El espíritu de temor no es Dios, porque él nos ha dado espíritu de poder, de amor y de dominio propio. La falta de confianza en Jesús produce timidez, apatía e indecisión ante pruebas y dificultades.
Mientras uno esté oprimido de alguna situación puntual y no vea la luz al final del túnel, no podrá exclamar triunfalmente que “todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, ni tampoco podrá exclamar que “antes, en todas las cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.”

Las palabras “imposible e irremediable”, son palabras que deben desaparecer de nuestro vocabulario, son palabras de miedo y cobardía.  Deben desaparecer si es que vamos a andar victoriosamente por fe.  Jamás tenga que rendirse ante el miedo y la cobardía.

Cuando usted se lanza en el Nombre del Señor, usted puede vencer. Si usted quiere disfrutar de una experiencia fabulosa, quiere vivir una victoria valiente, tendrá que deshacerse del temor y cobardía.
Esa victoria vendrá de la mano de Dios, si usted toma la decisión de vivir como enseña La Biblia. “Levántate, porque ésta es tu obligación y nosotros esteremos contigo: esfuérzate y pon mano a la obra”. Esdras 10:4.
Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

amor-amor-mucho-amor“Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Mateo 22: 37-39

Amar a Dios y amar al prójimo son dos verdades fundamentales en el creyente.  Son dos verdades que impactarán nuestro ser y cambiarán por siempre nuestra vida.
Los términos “corazón, alma y mente”, no son tomadas en este texto como diferentes facultades humanas, sino que viene a subrayar la integridad del tipo de amor que es requerido por Dios para el cristiano.

¿Quieres vivir en paz? Entonces sigue este mandamiento de Dios, que no es solo un consejo, sino es algo imperativo para nuestra vida, que nos ahorrará tristeza y amargura sacando lo mejor de nosotros para dar a las personas que nos rodean.

Comprender que Dios es lo principal, es amarle, honrarle y adorarle. Primero, es experimentar su amor en Su Palabra y lo segundo es amar sin límites a quienes nos rodean, siendo libres de rencores, libres de ataduras, de traumas y rencores.
Son distintas palabras y un solo concepto base de la “regla de oro”, que Jesús entregó a sus seguidores.  Su Palabra propone medir infinitamente su amor por otros, según cada uno de nosotros desearía para sí mismo.
Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

una-eternidad-con-el“Y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.” Jeremías 29:13

Los hombres y mujeres hoy en día buscan sus propias fantasías y desarrollan sus infinitos sueños. Halagan sus propias vidas, buscan el aplauso del mundo como reconocimiento personal sin necesitar de ayuda ni consejo.

Dios dice que nos conoce y que tiene buenos planes para cada uno de nosotros. Que Él dirige en forma libre y soberana nuestras vidas. Nos recuerda que Él escucha nuestras oraciones y nos invita a conocerle, nos invita a buscarle de todo corazón.

El plan de Dios para nosotros, no siempre calza con lo que habíamos planeado, pero en tiempos de incertidumbre, tener la confianza de esta hermosa promesa, de verdad que nos reconforta.

Nos da esperanza para avanzar confiados, tomados firmes de su mano.  Dios ve nuestro futuro, antes que sea nuestro “hoy”.  Tenemos que confiar que el plan de Dios no siempre es fácil desde nuestro punto de vista, pero nos garantiza que siempre es lo mejor para nosotros. Es estar en la eternidad con Él.
Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

un-rescate-celestial“Y les dijo: ¿Por qué dormís? Levantaos, y orad para que no entréis en tentación.” Lucas 22:46

Jesús, hace un tierno llamado a sus discípulos, quienes en su debilidad ya le habían desobedecido en un momento tan crítico, como era el momento de la antesala a su muerte.

Es probable que les haya invitado a que se pusieran de pie, para combatir su sueño y despejar la modorra y refrescar un poco su mente.

De igual manera Jesús, no invita hoy a buscarle con devoción cada día, para ponernos de rodillas y despertar del sueño extraviado que nos contamina el mundo y Orar.

Orar, es la herramienta más efectiva para estar en Su Presencia, nos ayuda a alejarnos del mal y la tentación que puede ser trágica para nuestra relación, para nuestro ministerio y perder la comunión con Él.

Orar, es decirle…¡¡¡Ayúdame, Señor!!! a escapar de la tentación para caer en tus brazos, los que bajan del cielo para decirte… “Acá estoy hijito(a) mío(a), cerca tuyo para rescatarte del peligro.”

Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

cambiar-nuestro-afan“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.” Filipenses 4:6

A cambio de nuestro afán y ansiedad, Dios promete paz para tu corazón.  Cada día el mundo corre y corre sin tener paz, y parece no cansarse.  Que a usted no le ocurra eso, porque Dios tiene una gran promesa para su vida. Dice que la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Por eso, antes de sumergirte en los afanes del trabajo por conseguir mayores logros, y estar lleno de preocupaciones, dedícale un tiempo precioso a orar y buscar de Su presencia en tu vida.

Para que tu reacción ante toda circunstancia sea siempre la búsqueda incansable de Dios y sus respuestas para ti. Háblale, comunícate y exprésale todos tus anhelos a Dios a través de la oración, porque su respuesta está muy cerca tuyo.

Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

las-luces-del-cielo“Y llegado a la casa, vinieron a él los ciegos; y Jesús les dijo: ¿Creéis que puedo hacer esto? Ellos dijeron: Sí, Señor. Entonces les tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra fe os sea hecho.  Y los ojos de ellos fueron abiertos.” Mateo 9:28-29-30a

Podemos enfocarnos en nuestra realidad, en nuestras luchas, y en lo difícil que resulta enfrentar para resolver nuestros dilemas y problemas, sin obtener resultados a nuestras situaciones, pero allí no está la salida.  Algunas veces tu fe está envuelta sobre tus capacidades y esperamos vanamente el tiempo de la solución, sin recibirla.

Solamente cuando crees en el poder de Jesús, podrás poner tú fe en acción y el milagro de Dios vendrá a tu vida.

Su fe moverá la mano de Jesús sobre tus tribulaciones y serán como luces del cielo que vienen a ti, trayendo soluciones a tus pruebas y problemas de acuerdo a los propósitos que tenga el Señor hacia ti.

Para Jesús no hay nada imposible y solo quién tiene fe en sus promesas, verá pronto las respuestas venir en el momento oportuno.

Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

Dar“En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.” Hechos 20:35

Una de las acciones en las personas que provocan que las bendiciones de Dios alcancen nuestra vida, es aprender a dar, y a la vez, es la única regla para poder recibir algo de Dios. Hay que recordar que dar es más bienaventurado que recibir.

Una de las cosas que no podemos negar, es el egoísmo de la mayoría de las personas que no le gusta dar, porque su egoísmo es mayor. La codicia del perezoso lo lleva a la muerte, porque sus manos se niegan a trabajar;  todo el día se lo pasa codiciando, pero el justo da con generosidad. Pr. 21:25-26. Más bien, les gusta pedir.

Muchos no dan cabida en su corazón de perdonar deudas y ponen mala cara a los necesitados, como si fueran una peste.

En vez de ser mezquino, más bien puedes ser generoso de los que recursos que abundan en tus manos y en tu corazón.  Gente pobre y necesitada siempre habrá en la tierra, es por aquello que Su palabra dice que es bienaventurado aquel que prefiere dar, más que recibir.

Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

Suscripción a nuestro Devocional

Escriba su primer nombre y correo electrónico. Recibirá su libro gratis y nuestros devocionales en su correo electrónico.

Abrir la barra de herramientas