Poner un freno a la boca“Lo mismo pasa con la lengua; es una parte muy pequeña del cuerpo, pero es capaz de grandes cosas. ¡Qué bosque tan grande puede quemarse por causa de un pequeño fuego!  Y la lengua es un fuego.”  Dios Habla Hoy

La lengua es un miembro pequeño en nuestro cuerpo, pero sin duda es el más difícil de controlar. La Biblia misma dice que con freno podemos controlar un caballo y con un pequeño timón podemos dirigir y dominar un inmenso barco.  La lengua con su poder e influencia puede ocasionar grandes consecuencia en las personas, ya sea para bien o para mal. Sus efectos son desproporcionados respecto a su tamaño.  Sus efectos pueden ser mortales para una persona así como la lengua de ciertos animales venenosos.

Pueden ser como el infierno si no es refrenado a tiempo.  El chisme, la calumnia y las murmuraciones son aguas turbias en nuestra vida, las que brotan del actuar mundano.  Pero la íntima relación con Cristo y Su palabra puede sanar y dirigir nuestra lengua poniendo cada día un freno en ella.

Opina en pandevidadevocional@gmail.com - visita  www.pandevida.cl

Jesús sube al cielo“Dicho esto, mientras ellos lo estaban mirando, Jesús fue levantado, y una nube lo envolvió y no lo volvieron a ver. Y mientras miraban fijamente al cielo, viendo cómo Jesús se alejaba, dos hombres vestidos de blanco se aparecieron junto a ellos y les dijeron: Galileos, ¿por qué se han quedado mirando al cielo? Este mismo Jesús que estuvo entre ustedes y que ha sido llevado al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo han visto irse allá.” Hechos 1:11

Sin duda fue una experiencia increíble ver como Jesús se elevaba al cielo para estar junto al Padre Celestial.  Los apóstoles estuvieron presente  con los ojos bien puestos en el cielo, como si esperasen ver a Jesús otra vez, pero deberían entender que la partida de Jesús no fue simplemente por unos cuantos momentos u horas, sino que fue la despedida final de ellos en cuanto a su existencia física en la tierra.  

En ese momento regresaba a su estado glorioso en el cielo, ya no había nada más que ver, tampoco podían seguirle, sólo debían actuar en lo aprendido junto al maestro, predicar el evangelio de Cristo por todos los confines de la tierra . A eso estamos llamados nosotros, a compartir la Palabra con aquellos que no le conocen.

Opina en pandevidadevocional@gmail.com - visita  www.pandevida.cl


La gran verdad del Evangelio“El ángel dijo a las mujeres: No tengan miedo. Yo sé que están buscando a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, sino que ha resucitado, como dijo. Vengan a ver el lugar donde lo pusieron. Vayan pronto y digan a los discípulos: “Ha resucitado, y va a Galilea para reunirlos de nuevo; allí lo verán.” Mateo 28: 5-7

La gran verdad del evangelio es la resurrección de Cristo, porque garantiza la eficacia de su muerte redentora, refuerza la verdad de los evangelios pues Dios no lo dejó en el sepulcro, no abandonó a su amado hijo, sino le da nueva vida. Su resurrección da seguridad al creyente de su futura herencia celestial, da la seguridad de su propia resurrección cuando Jesús vuelva de nuevo en Gloria y majestad.

El ángel les dijo: “no tengan miedo, allí lo verán; esa es la promesa de vivir en él, sin tener miedo al mundo actual que rechaza su eterno amor, la Palabra y la Salvación.”  Permanecer en su Palabra, es allí donde le veremos a diario.

Opina en pandevidadevocional@gmail.com - visita  www.pandevida.cl

El pacto de Jesús“Porque esto es mi sangre del nuevo pacto que por muchos es derramada para perdón de los pecados.” Mateo 26:28

La posición de Jesús como mediador del Nuevo Pacto se basa en su muerte expiatoria en la cruz del Calvario, por el perdón de nuestros pecados.

Su propósito es redimir y salvar de toda culpa y condenación a todos los que creemos en Cristo y hemos entregado nuestra vida a Él, creyendo en sus verdades y cumpliendo como cristianos fieles sus enseñanzas, las cuales están plasmadas en la Biblia.

El sacrificio de Cristo en la cruz es más grande que los sacrificios del AT, ya que es un sacrificio voluntario y obediente de una persona justa, como es Jesucristo, cuya acción lo hace en cumplimiento de la voluntad de su Padre, abriendo el camino al perdón y la reconciliación del hombre con Dios.

Opina en pandevidadevocional@gmail.com - visita www.pandevida.cl

Pascua de resurrección“Al probar Jesús el vinagre, dijo: Todo se ha cumplido. Luego inclinó la cabeza y entregó el espíritu.” Juan 19:30

Nadie celebra una muerte ¿verdad? Sólo la vemos con tristeza al recordar el amor que entregamos a aquella persona que extrañamos. Ese recuerdo nos trae nostalgia en el presente y evoca los mejores momentos compartidos en el pasado.

Los cristianos recordamos la muerte de Jesús con dolor por su injusto sufrimiento en la cruz, precio que paga en forma voluntaria por nuestros pecados. Pero, al tercer día le recordamos con gozo y alegría porque con ese precio pagado por Él, los creyentes recibimos la libertad de haber estado esclavizados al pecado, pero, con su muerte fuimos libertados.

Con la muerte de Jesús en la cruz recibimos el triunfo de Cristo en nuestras vidas y lo celebramos con la plena convicción de fe que está resucitado y vive junto al Padre.  Llenos de esperanza aguardamos por su segunda venida, bendito sea Jesucristo, nuestro Señor.

Opina en pandevidadevocional@gmail.com - visita  www.pandevida.cl

Muerte de Cruz“Lo crucificaron y repartieron su ropa echando suertes.” Mateo 27:35

Cristo estando crucificado y con dolores terribles en el pecho comienza su agonía, la sed hace estragos en su cuerpo y su corazón pronto dejará de latir.

Jesús está consciente del maltrato recibido de parte de este mundo perdido, antes de morir y como a las tres de la tarde, gritó con fuerza: Elí, Elí ¿lama sabactani? que significa: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”, dando testimonio de la separación momentánea de Dios, como el sustituto del hombre pecador. Es la peor tristeza vivida por Él en la tierra, recibe el pecado del mundo y entrega su vida al rescate por todos nosotros.  Termina su vida exhalando: “consumado es”, así fue su muerte de cruz.

Opina en pandevidadevocional@gmail.com - visita  www.pandevida.cl

Muerte de Cruz“Jesús salió cargando su propia cruz hacia el lugar de la Calavera, en arameo se llama Gólgota.  Allí lo crucificaron, y con él a otros dos, uno a cada lado y Jesús en medio.” Juan 19:17-18

Es posible que ninguno de nosotros soporte un castigo tan brutal como el sufrido por Jesús antes de morir. Llevando el madero amarrado a su hombro emprende su último viaje  hacia el Gólgota, donde iba a padecer los mayores sufrimientos en su cuerpo y alma. El peso de la viga junto al agotamiento lo hace caer, intenta levantarse pero no puede, entonces le ayudan a llevar la cruz. Ponen a Cristo en el suelo, lo acuestan y clavan sus manos a las vigas con unas puntillas de hierro, luego lo levantan con sogas para mantenerlo crucificado en la cruz. Cubierto de sangre, su cuerpo flagelado era un espectáculo para la gente que lo observaba. Por horas sufre en la cruz desangrándose poco a poco, los calambres lo maltratan hora tras hora, hasta la piel se desprende de su llagado cuerpo…sigue mañana 2da. parte

Opina en pandevidadevocional@gmail.com - visita  www.pandevida.cl

Vida Cristiana“Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”. Juan 1:12

La vida cristiana exterior nos es un medio para obtener un fin, ni un camino para obtener la felicidad, no es el proyecto de cambio para nuestra vida conductual yendo a la iglesia y tener una apariencia pacífica para los demás. No es ser simplemente una buena persona y hacer el bien al prójimo.

La vida cristiana es una manifestación del Espíritu Santo en nuestra vida interior, producto de conocer en forma espiritual a Cristo al pasar el máximo de tiempo interiormente con Él.

Es la manera de buscar su presencia a través de la oración, el ayuno y el estudio de La Palabra. Es buscar a Jesucristo en forma diaria, pidiendo su dirección en nuestros actos. Parte importante es congregarnos en la iglesia para compartir el mensaje entregado por los predicadores y transformar nuestra vida a Cristo y aplicar sus enseñanzas.

Opina en pandevidadevocional@gmail.com - visita  www.pandevida.cl

Un Río seco“…Jesús se puso de pie y exclamó: ¡Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba!  De aquel que cree en mí, como dice la Escritura, brotarán ríos de agua viva.” Juan 7:37-38

Cuando el cristiano se encuentra con Cristo en su vida, pareciera que su alma es llena por un remanso  de aguas frescas y quietas, todo es producto del primer amor. Pero ocurre que al tiempo y con las pruebas a su vida pareciera que ese fluir interior del creyente se seca como un río desierto. La vida del creyente es transformada cuando se convierte a Cristo y fluye en él la maravilla de la Gracia de Dios, como un torrente de gozo y vida.

Pero cuando hay sequedad espiritual, su alma se llena de un vacío interior y comienza a tambalear en su caminar como creyente. Entra la duda y el temor en su vida, sintiendo una profunda frustración frente a las tribulaciones. Pero a través de la Biblia y del Espíritu Santo en nosotros, experimentamos una vida desbordante, y ríos de agua viva correrán en nosotros y hacia otros con el mensaje sanador de la Salvación en Cristo.

Opina en pandevidadevocional@gmail.com - visita  www.pandevida.cl

La unión hace la fuerza“Porque todo aquello que es nacido de Dios vence al mundo: y esta es la victoria que vence al mundo, nuestra fe.” 1 Juan 5:4

La unidad doctrinal y fraternal es la clave del poder al interior de la iglesia. Por lo general, el enemigo busca destruir las congregaciones a través de la confusión, las pugnas y falsos rumores, haciendo pecar a los siervos al generar divisiones internas.

Pero, cuando los cristianos se aferran a la Palabra rehúsan el acusarse mutuamente, rechazan las pugnas internas y buscan la unidad cristiana, basada en el amor de Jesús. Entonces se vencen los miedos y triunfa la armonía derrotando las individuales y la fuerza de Dios gana la batalla espiritual. La unión del cuerpo de Cristo hace la fuerza de la hermandad cristiana.

Opina en pandevidadevocional@gmail.com - visita  www.pandevida.cl

Suscripción a nuestro Devocional

Escriba su primer nombre y correo electrónico. Recibirá su libro gratis y nuestros devocionales en su correo electrónico.