El Reino de Dios“Se ha cumplido el tiempo; decía. El reino de Dios está cerca. ¡Arrepiéntanse y crean las buenas nuevas!” Marcos 1:15

Un refrán dice; ¡Nada es eterno, todo llega al final!  ¿Usted cree eso?

El Reino de Dios es un gobierno establecido por Jehová Dios, y su sede está en el cielo y supera todos los sentidos de los humanos. El único gobernante es Jesucristo, Rey de los cielos, Él es su máxima autoridad y su Poder es sólo utilizado para hacer el bien, siendo confiable y compasivo. Su Reino no tiene principio ni fin, es Eterno y cualquier persona que le reciba como su Rey y Salvador, y permita que en su vida se haga su voluntad, podrá ser súbdito de su Reino, sin importar cuál sea su origen familiar, o donde haya nacido.

Como creyentes debemos proclamar firmes “el Evangelio del Reino” y esperar que el Señor confirme esa “palabra” con las señales que Él prometió.

Opina en devocional@pandevida.cl - visita  www.pandevida.cl

Eres un banquero“Y oí la voz del Señor que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí: Heme aquí; envíame a mí.”  

Isaías 6:8

¿Has sido banquero algún tiempo?  Me refiero si has estado un buen tiempo sentado en la banca de tu iglesia sin hacer nada por la obra de Dios, creyendo que esa banca es tuya?…a eso me refiero; ¿has sido o eres banquero?

Cuando recibimos a Dios como nuestro Salvador, nos llenamos de entusiasmo, pero pronto nos vamos enfriando y luego no vamos a la banca a descansar, y ahí nos quedamos largo tiempo siendo banquero, estando cómodos sin hacer nada por el Reino de Dios, sólo recibiendo sin entregar.

El desafío que Dios pone en el corazón del creyente cambia su destino para bien, porque él siempre nos llevará de Gloria en Gloria y de Victoria en Victoria.  Los desafíos de Dios nos sacan de la comodidad y la letanía. No lleva a movernos y buscar cosas nuevas impactando nuestras vidas al entran en acción, leyendo y compartiendo Su Palabra. Él nos saca de la banca y descubrimos que somos capaces de hacer grandes cosas para el Reino de los cielos.

Opina en devocional@pandevida.cl - visita  www.pandevida.cl

Un corazón genuino

Un corazón genuino

“El que es bueno, de la bondad que atesora en el corazón produce el bien; pero el que es malo, de su maldad produce el mal, porque de lo que abunda en el corazón habla la boca.”

Lucas 6:45

La sociedad considera la mente como el centro del ser humano y esta determina su conducta, su actuar y sus reacciones.  Sin embargo La Biblia se refiere al corazón como el centro y de “el mana la vida”, por lo cual, abarca las emociones, el intelecto y nuestra voluntad. Sin ese cambio interior nadie puede hacer la voluntad de Dios y cumplir sus propósitos.  La persona que se apresura a criticar las acciones de los demás es de poca utilidad para otros, es más, en el tiempo será un estorbo para mantener las buenas relaciones disipando el aprecio y respeto de los demás.

Un corazón regenerado alabará a Dios, guardará su Palabra y lo buscará con todo su corazón, derramando amor hacia el prójimo en forma genuina.

Opina en devocional@pandevida.cl - visita  www.pandevida.cl

Dónde está Jesús“Y He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.”

Mateo 28:20

Si analizamos las noticias de un tiempo a esta parte, podemos darnos cuenta de la gran de cantidad de guerras que se desarrollan en países como Ucrania y Rusia, Irak y Siria, Israel y Palestina, la guerra civil al interior de Libia, etc., etc. Nos sorprende la escalada de violencia este año, fruto de la decadencia del hombre por las ansias de poder y egoísmo.

Pero, muchas personas que no le conocen, se preguntan: ¿Dónde está Jesús? Esta promesa del apóstol  Mateo es para todos los creyentes que estamos ocupados en entregar el mensaje del Evangelio a quienes no le conocen y enseñarles sus santos principios.

Declaramos que Jesús está vivo en medio de nosotros mediante La Palabra y la presencia del Espíritu Santo vive como nuestro Consolador y guía.  No importa cuál sea tu condición, ya sea débil, pobre, humilde e insignificante.  Debemos buscar a los caídos por luchas perdidas o con grandes pruebas en su vida. Cristo espera para cambiar sus vidas. Esta es la respuesta de cada día para el creyente, ante el temor de  cada guerra, ante cada problema, cada desánimo y quebrantamiento, Él es nuestra esperanza y salvación.

Opina en devocional@pandevida.cl - visita  www.pandevida.cl

Perdón“Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas.”

Mateo 6:15

Perdón es la acción y el resultado de olvidar alguna falta cometida por una persona en contra de otra. Hoy en día la palabra perdón es una palabra obsoleta y fuera de lugar, es mejor hacer justicia con nuestro desprecio e ignorar a esa persona con la cual tuve la dificultad.
La Palabra dice que perdonar en un MANDATO de Dios, que “no” perdonar es una desobediencia a Dios y que perdonar nos hace libres y sanos íntegramente. ¿Cómo está tu perdón?
Pedro, le dijo a Jesús:  ” ¿Cuántas veces debo perdonar a mi hermano?..¿Hasta siete? Jesús le respondió; ¡¡¡No!!!…Debes perdonar setenta veces siete.”  En ese contexto, el perdón es una acción incondicional del corazón del creyente, basada en el amor Cristo ha puesto en su corazón renovado. El perdón no cambia el pasado, pero si cambia el futuro.
Opina en devocional@pandevida.cl – visita www.pandevida.cl

Cosas en común“Todos los creyentes eran de un solo sentir y pensar. Nadie consideraba suya ninguna de sus posesiones, sino que las compartían.”

Hechos 4:32 

Tener cosas en común con otra persona, ayudará a mantener una relación más cercana y en algunos casos es determinante para conservarla en el futuro. Generalmente nos relacionamos con personas que tienen gustos similares a los nuestros y eso nos mantiene unidos en el tiempo, ya sea en amistad o en un amor fiel y duradero.

Reunirse con creyentes inmersos en el amor de Jesús, traerá al centro de nosotros el poder interior del Espíritu Santo con la presencia de Dios a nuestras vidas.  Ese crecer individual y grupal será el resultado de la plenitud del Espíritu en nosotros y será la revelación del amor de Jesús.  Transformará nuestra vida pudiendo compartir más tiempos juntos en comunión, fortaleciendo lazos de hermandad que servirán para sensibilizarnos al ayudar al hermano en desgracia.

Opina en devocional@pandevida.cl - visita  www.pandevida.cl

Te escucharé desde el cielo“Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra.”

2 Crónicas 7:14

Este mensaje en maravilloso en todo su contexto, el cual nos lleva a postrarnos ante la presencia del nuestro Rey. Como pueblo de Dios, bueno es reconocer nuestros fracasos, expresar arrepentimiento por nuestros pecados, y renovar en forma permanente nuestro compromiso en hacer su voluntad. Humillarnos delante de Dios y de su Palabra, significará reconocer nuestra pobreza espiritual.

Clamar con desesperación por misericordia y depender completamente de su providencia nos llevará a confiar en su pronta intervención, cumpliendo sus promesas de restauración y perdón del caído. El nos escuchará desde el cielo.

Opina en devocional@pandevida.cl - visita  www.pandevida.cl

Mi amigo, mi amado hermano“El amigo ama en todo momento; en tiempos de angustia es como un hermano.”

Proverbios 17:17

 Hay una gran diferencia entre un amigo y un hermano de sangre.  El verdadero amigo es una constante fuente de afecto y amor, siendo que un hermano en una familia puede no ser tan cercano, y a veces es una relación distante y hasta dolorosa.

Si pongo los nombres de los amigos y amigas que han sido mis amados hermanos y hermanas con los cuales no hemos consolado en Cristo Jesús, sería una lista muy larga a detallar. Son muchos los amigos y amigas que me han demostrado su inmenso amor en Jesús al venir en mi ayuda durante tiempos de angustia y necesidad.  Los amigos siempre serán una fuente inagotable de sincero amor y apoyo, estarán disponibles en todo tiempo ya sea tiempo de prosperidad o de pobreza.

Opina en devocional@pandevida.cl - visita  www.pandevida.cl

 

Como llegar a Jesucristo“Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz.”

Santiago 5:16

Nuestras vidas están llenas de planes para obtener logros y metas. Soñamos como conseguir objetivos en la vida y aplicamos diversas fórmulas de convertir nuestros proyectos en realidad. También experimentamos fracasos en esa búsqueda al no consultar y pedir  dirección de Dios.

Para todo ser humano, el  principal objetivo debiera ser entregar su vida a Cristo y tener un encuentro personal con Él.  Estas palabras del Apóstol Santiago me hacen sentido, al enseñar la razón del porqué a veces no se ve la santidad en nosotros, cuya principal razón es no tener el verdadero arrepentimiento por nuestros pecados que aún permanecen allí.  El pecado del cual no nos hemos arrepentido estorba nuestro camino para llegar a Jesucristo e impide la llegada del Poder Sanador de Cristo a nuestras vidas.

Opina en devocional@pandevida.cl - visita www.pandevida.cl


Puente colgante“Porque yo soy el Señor tu Dios, que sostiene tu diestra, que te dice: “No temas, yo te ayudaré.”

Isaías 41:13

Los días miércoles de cada semana nos reunimos en nuestra templo; el pastor y algunos hermanos y hermanas a leer la Biblia, orar y ayunar. Ese es nuestro almuerzo espiritual junto a Jesucristo donde presentamos en oración las peticiones de los necesitados y enfermos de nuestra Congregación y dfe otras personas.  Para llegar a la iglesia debo cruzar un puente colgante precioso que cruza el río Damas.  Siento que en la medida que avanzo por aquel puente, este se balancea más y más, y estando al medio, permanezco asido a las cuerdas para sostenerme aún más, observando el río que cruza por debajo.

Nuestra fe es como ese puente colgante, siendo el río que corre abajo la simulación de los peligros que nos presenta el mundo, la plataforma del puente es La Biblia que nos sostiene con su Palabra diaria en la cual debemos avanzar tabla a tabla para conocer más de Dios. Las cuerdas que sostienen el puente es el Espíritu Santo que nos sujeta a la fe y nos da la seguridad.  En la otra orilla de aquel puente está la salvación para nuestra vida.

Opina en devocional@pandevida.cl - visita  www.pandevida.cl

Suscripción a nuestro Devocional

Escriba su primer nombre y correo electrónico. Recibirá su libro gratis y nuestros devocionales en su correo electrónico.