El fruto del Espíritu“Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.”

Gálatas 5:16, 17, 22, 23.

Todos los creyentes tienen en su interior la presencia del Espíritu Santo, que mora en ellos y es como el poder personal para vivir siendo agradable a Dios. Andad en el Espíritu, es tener una acción continua o un estilo habitual de vida. Andar significa progresar en los caminos del Señor y dejar que su Espíritu se encargue de equipar a cada uno de nosotros con el fruto del Espíritu, venciendo las obras de la carne.

Las obras de la carne es la oposición de nuestra condición humana no redimida. La carne se opone a las obras del Espíritu y conduce al creyente hacia conductas pecaminosas que de otra manera no se sentiría estimulado a practicar, pero en algún momento tendrá sus consecuencias.

Solos no lo lograremos, necesitamos de la divina intervención del Espíritu Santo al dejar en sus manos el control. La obediencia a los mandatos de las Escrituras será fundamental en nuestro progreso y crecimiento espiritual.
Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

Formacion cristiana“Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él, arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias.”

Colosenses 2:6-7

La palabra formación es muy empleada hoy en día en todas las esferas de las actividades humanas en la sociedad. Sabemos que todo cambia tan rápido que es necesario actualizarse en forma constante para no quedar obsoleto.

De la misma forma, debemos formarnos en lo espiritual para avanzar a la meta que es Jesucristo, es requisito necesario en el desarrollo del creyente. En efecto, sabemos que Él tiene un objetivo muy definido y preciso para cada uno de nosotros, para que seamos “hechos conformes a la imagen de su Hijo” (Rom. 8.29)

No debemos confundir formación con información. El aprendizaje comienza el mismo día de nuestra conversión, y nuestra responsabilidad está comprometida en este proceso de permanente crecimiento espiritual y obediencia a los evangelios al aceptar su voluntad y recibirlo como nuestro Señor y Salvador.
Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

Lleva una palabra de Esperanza a todo el mundo“Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.”

Marcos 16:15

Si eres un suscriptor de www.pandevida.cl y estos mensajes en algún momento te han entregado palabras de aliento, paz y esperanza, hoy queremos hacerte parte del Plan de Dios de evangelizar a las personas que no conocen las promesas de Jesucristo. Esa es tarea de todo cristiano.

Puede ser un compañero de trabajo, puede ser un amigo o una amiga, un familiar o la persona que tú más quieres y sabes que hoy necesita una palabra de Esperanza que le anime a superar algún momento de prueba y aflicción que pueda estar pasando.  O tal vez, tan solo quieres que aquella persona reciba un mensaje que refresque su alma y su Espíritu.

Hoy, la puedes suscribir tu mismo en www.pandevida.cl

Visita nuestra página www.pandevida.cl  y en el casillero Suscripción a nuestro Devocional, registra su nombre y más abajo registra su correo electrónico…y listo.   (Le puedes avisar, para que no la rechace).

A ellos les llegará un correo con un link de confirmación y solo deben aceptarlo…. Recuerda que es gratis.

De esta manera harás crecer la obra de Dios y estarás bendiciendo a otras personas.

¡¡¡ Bendiciones !!!…Ya eres parte de este ministerio, y que Dios te siga guardando.

Yo estoy contigo“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.”

Isaías 41:10

El logo de una multitienda en Chile dice: “Estoy contigo para lo que necesites”, lo cierto el caso, que por todo lo quieras llevar a casa, tendrás que pagar un precio antes de salir del local.

Sin embargo, Dios te habla con ternura diciendo: ¡No temas, porque yo estoy contigo! no sólo dentro de la llamada, sino, promete que siempre estará presente contigo y conmigo.

¿Eres tú débil? Yo te mando que te esfuerces. ¿Estás falto de amigos? Yo te ayudo en el momento de soledad y necesidad. ¿Estás a punto de caer? Siempre te sustentaré con la diestra que está llena de justicia.

Nuestro camino al cielo se encuentra a través del desierto de este mundo. Sin embargo, Dios ha provisto comodidades para abastecer todas nuestras necesidades, y para responder a todas nuestras oraciones. En Él conseguiremos un suministro constante, donde uno menos lo espera. Dios cubrirá de gracia a toda alma estéril y su Espíritu le guiará con paciencia y sabiduría a todo aquel que sepa contemplar Su Grandeza.

Envíe su opinión a www.pandevida.cl y comparta este mensaje con otras personas

Cumple tu misión“Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado.”

Mateo 13:33

Si Dios vive en tu corazón, esto no podrá ser ocultado y tu vida hará un efecto en los demás como la levadura.

El reino de Dios no se ha manifestado en su plenitud, en el presente, pero cuando llegue la consumación en la era que ha venir, se les dará a conocer a todos aquellos que han recibido a Cristo como su Señor. Mientras tanto, cumple con tu misión de entregar las buenas nuevas de Jesús.

Su Palabra cuando es recibida y atesorada en algún corazón necesitado, cumple su misión de permear la sociedad humana, (cada vez más perdida), penetrando el mal y transformando vidas.

Dios te bendiga grandemente y comparte estas verdades del Reino de Dios.

Envíe su opinión a www.pandevida.cl y comparta este mensaje con otras personas

Zarandeados como el trigo“Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo;  pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.” Lucas 22:31-32

La palabra Satanás significa, adversario o enemigo.  ¿Esta, es una advertencia para Pedro solamente?  Por supuesto que no. Esta es una amenaza del enemigo para toda persona creyente y no creyente.

Quiere zarandearnos como al trigo dentro del tamiz, quiere sacudirnos de un lado a otro para que nos dispersemos y nos alejemos de Jesús. Quiere debilitar nuestra fe y de paso afectar nuestra comunión con Dios.

Su Palabra dice que debemos estar firmes y constantes y no ser niños fluctuantes, llevados por doquier. La fe cree sin reservas y centra su atención en la proclamación de la Palabra de Dios.
¡¡No pares, no te vayas, no cambies!! Permanece al lado de Jesús, no importa lo que suceda. Pide humildemente que Dios restaure tu fe, y reconoce que nada de lo que se hace en nombre de Jesucristo es en vano.
Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

Los mejores planes son para ti“Pues yo sé los planes que tengo para ustedes “dice el Señor”. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza”. 

Jeremías 29:11  Versión NVI

Mientras la mayoría de las personas están presas en sus propios conflictos, los creyentes estamos confiados en la voluntad de Dios, y esto es lo mejor que le puede pasar a alguien. Una persona resentida es torpe, testaruda, esquemática, triste y conflictiva. En un corazón con estas características no hay espacio sino para pensar en el agravio, en el olvido, en el tiempo perdido, en el pasado doloroso.

Por difícil que sea asimilar lo que estamos viviendo, por mucho que pensemos una y otra vez en cómo va a articularse todo al final; nunca podemos dudar del buen propósito de Dios para nuestra vida.

El Señor Jesús en todo instante elabora un plan de Salvación para nosotros, cuando creemos en sus promesas, tenemos lucidez mental y confianza espiritual. Conocer a Dios es saber que Él honra su Palabra. No olvides que Dios te asegura que su Palabra siempre se cumplirá.

Envíe su opinión a www.pandevida.cl y comparta este mensaje con otras personas

Plan de contingencia“Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.  Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.”

Santiago 5:15-16

La Palabra de Dios nos enseña importantes consejos al momento de enfrentar una catástrofe en nuestra vida. En sus páginas siempre encontramos un plan de respuesta ante catástrofes posibles e inevitables. Hay catástrofes que son evitables, aún previniéndolas nos las podemos  sortear, y hay otras que llegan de improviso y no las podemos eludir.

Contra las primeras podemos crear un plan para neutralizar los riesgos, los cuales están basados en lectura y la obediencia a Su Palabra. En la segunda, donde una enfermedad puede ser una desgracia, nuestra fe nos servirá para aminorar los miedos y favorecer la recuperación de nuestra salud.

En la Biblia encontramos nuestro Plan de contingencia para cada situación en particular.  Podemos meditar acerca de cuan bendecidos somos por tener salud. Pero al mismo tiempo que agradecemos por ello, debemos orar por todas las personas en el mundo entero que están enfermas, pasando hoy por momentos difíciles y algunos terribles sin ninguna esperanza.

Envíe su opinión a www.pandevida.cl y comparta este mensaje con otras personas

Palabras sabias“El corazón del sabio hace prudente su boca, y añade gracia a sus labios. Panal de miel son los dichos suaves; suavidad al alma y medicina para los huesos.”

Proverbios 16:23-24

La sabiduría divina se obtiene en el conocimiento de La Palabra, la cual enseña a nuestros corazones las verdades y promesas que se reflejan en nuestras conversaciones, transmitiendo esas enseñanzas con palabras sabias que salen de nuestros labios, las cuales influyen sobre nuestras conductas y en las conversaciones con otras personas, quienes reconocerán la sabiduría de Jesucristo en nosotros.

Palabras sabias serán dulzura y medicina en nuestras relaciones humanas y para la recepción de la gracia divina en nuestro diario vivir.
La sabiduría de la Palabra lleva al creyente a una vida victoriosa a través del reconocimiento del poder y la fortaleza de Dios, y a través de nuestras acciones, como a través de nuestros labios.

Envíe su opinión a www.pandevida.cl y comparta este mensaje con otras personas

 

Arrepientete“En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo: “Arrepentíos”, porque el reino de los cielos se ha acercado.” Mateo 3:1-2. “Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: “Arrepentíos”, porque el reino de los cielos se ha acercado.” Mateo 4:17

Vemos a diario en las noticias de nuestro país y del mundo, que presidentas, líderes políticos, personas con importantes cargos mundiales, exitosos empresarios y autoridades militares, son acusados y/o destituidos de acusaciones de soborno y corrupción, a causa de la ambición y ansias de poder. Lo más trágico de todo esto, es que cuando se les presentan pruebas concluyentes para enjuiciarlos y destituirlos porque ya han sido descubiertos, ellas y ellos, rechazan las acusaciones públicamente, se niegan a dejar sus cargos y “arrepentirse.”

Jesús y Juan el Bautista en sus primeros mensajes, nos llamaron a arrepentirnos en forma permanente, de la misma manera; Jesús una vez resucitado, instruye nuevamente a los discípulos a enseñar en Su nombre del Arrepentimiento para perdón de pecados. Lc. 24:44-48.

Arrepentirse, es dar la vuelta al pecado, con el firme propósito de cambiar nuestra manera de pensar, nuestra manera de actuar y la manera de ser.  Es la única manera de no volver a pecar y para no alejarnos de la presencia de Jesús en nuestras vidas.
Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

Suscripción a nuestro Devocional

Escriba su primer nombre y correo electrónico. Recibirá su libro gratis y nuestros devocionales en su correo electrónico.

Abrir la barra de herramientas