Adoptados por amor sublime“Nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad.”

Efesios 1:5  NVI

El amor es puro y sincero, siendo de lo más profundo del corazón lo que puede moverte a tomar la decisión como matrimonio al adoptar a un niño a una niña.

En nuestra congregación un matrimonio que no podía concebir hijos había adoptado a un niño, pero al poco tiempo un milagro de Dios obró sobre ellos, respondiendo a su oración, clamor y devoción, dándoles dos maravillosas hijas como testimonio del amor infinito de Dios, las cuales llegaron a tener aún más familia, en la cual ambos sirven a Dios.

Los padres humanos pueden brindar su amor, recursos y su herencia a sus hijos adoptivos, pero no podrán traspasar sus características peculiares y distintivas.

No obstante, Dios de forma milagrosa transfiere su propia naturaleza a quienes ha elegido y que han confiado en Jesús, nuestro Cristo.  No solo los convierte en sus hijos, sino entrega su heredad, riquezas y bendiciones en amor sublime.

Comparte www.pandevida.cl con otras personas

Somos transmisores de buenas noticias“Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes, afirma el Señor, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.”

Jeremías 29:11

Enterarse de las noticias del mundo, leer los diarios es verificar que el mundo está en los últimos tiempos. Pocas son las noticias que nos den aliento a creer que este mundo mejorará en el futuro, más bien, la decadencia ha tomado naciones completas cayendo al abismo de la desigualdad social, la pobreza moral y el caos ético y económico.

Pero sigue viva la esperanza para nosotros los creyentes quienes estamos llamados a transmitir la Buenas Nuevas, el Evangelio de Jesús, las buenas noticias que Cristo volverá a rescatarnos del caos actual.

Reconocer a Dios y sus buenas nuevas es reconocer que Dios siempre cumple su palabra. Seamos fieles a Dios, y mantengámonos firmes en la fe, a pesar de las hostilidades que podamos sufrir por las cosas del mundo. Recordemos que el Señor siempre honrará a quien le honre. Anhelo que nosotros estemos en aquel bendito grupo.

Comparte www.pandevida.cl con otras personas

Estamos en estado de espera“No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. En el hogar de mi padre hay muchas viviendas, si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté.”

Juan 14:1-3

La más grande y bendita esperanza que tiene la iglesia de Cristo es el regreso de nuestro Señor al mundo. Estamos en estado de espera, de modo que podemos afirmar que el segundo advenimiento de Jesucristo y el establecimiento de su reino, son dos de los temas más importantes de la Biblia.
Tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento se menciona muchísimas veces, hablando claramente de esa venida que está por cumplirse.
Jesús está en el cielo con el propósito de preparar un lugar para nosotros, sus seguidores, un lugar con muchas habitaciones a la cual será trasladada la familia de Dios, aquí en la tierra, porque aquí no tenemos ciudad permanente.
Tan cierto como Cristo se fue al cielo, tan cierto es que Cristo volverá a la tierra a llevar a sus seguidores al cielo.
Comparte www.pandevida.cl con otras personas

Hágase su voluntad“En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad.”

Efesios 1:11

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino. “Hágase tu voluntad”…como en el cielo así también en la tierra…
Esta promesa ha sido fuente de mucho consuelo en tiempos de confusión acerca de los eventos contrarios de la vida de un cristiano, y con facilidad olvidamos la causa de nuestro individualismo y luego tenemos las consecuencias de nuestro mal actuar.
Desde el principio del mundo nos hizo conocer los misterios de Su Voluntad conforme al buen propósito que de antemano estableció en Cristo, para llevarlo a cabo cuando se cumpliera el tiempo; vale decir, reunir en él todas las cosas, tanto del cielo como las de la tierra.
En Cristo también fuimos hechos herederos, pues fuimos predestinados según el Plan de aquel que hace todas las cosas conforme al designio de Su voluntad. La voluntad de Dios es que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. Esa es la revelación del misterio de Su Voluntad.
Comparte www.pandevida.cl con otras personas

 

La fe es semejante al cuerpo humano“Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve.”

Hebreos 11:1 NVI

La fe es como el cuerpo humano, siempre es necesario nutrirlo.

Día a día, predica a predica, en cada lectura bíblica nos cargamos del mensaje de Jesucristo, sustentando nuestra fe, es por aquello que necesitamos congregarnos en nuestra iglesia. Con estudios bíblicos alimentamos nuestro conocimiento en La Palabra y fortalecemos nuestra fe, es la energía espiritual que nos mantiene en pie.

Son pequeños pasos de conocimiento, necesarios para el crecimiento espiritual. Aunque no lo comprendamos, por la fe podemos fortalecernos en Dios, a pesar de lo débil y frágil que somos.  Porque la fe bíblica no se enfoca en emociones o circunstancias, sino solo en Jesús y su Palabra.

Un cristiano disciplinado en este tipo de fe está listo para que en cualquier momento, suceda lo que suceda, sin considerar sus emociones, estará preparado para las pruebas que vendrán.

Ahora a seguir confiando en Jesús y amando a Dios cada día más.

Comparte www.pandevida.cl con otras personas

Dios es incondicional“Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni principados ni potestades, ni lo presente ni lo por venir, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro.”

Romanos 8:38-39

Hay palabras y frases en la Biblia que no entendemos su profundo significado, y hay otras que nos sacuden el corazón.
Al reflexionar sobre nuestra conducta diaria podemos pensar que Cristo no nos ama por fallarle tan seguido. Poca gente piensa en el verdadero y profundo sentido de este mensaje.

La idea clave de este versículo es que Dios Te Ama y no es por tus merecimientos, te ama porque Dios es Amor, esa es su naturaleza y sin importar lo que tu haces o lo que dejas de hacer, tu eres el ser más preciado del mundo para Él, solo Él es incondicional para aquellos que lo aceptan como Su Señor.
No hay ninguna forma de separarnos de Él si eres constante en la lectura y estudio de La Palabra, creyendo en ella a pesar de cualquier dificultad y prueba.
Comparte www.pandevida.cl con otras personas

 

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 85“Nada hay tan engañoso como el corazón. No tiene remedio. ¿Quién puede comprenderlo?  

«Yo, el Señor, sondeo el corazón y examino los pensamientos, para darle a cada uno según sus acciones y según el fruto de sus obras.»

Jeremías 17:9-10

Al ser humano le gusta fingir e incluso creer que es bueno y aparentar que se porta bien con todo el mundo y en todas las cosas que realiza y en todas las situaciones que participa.

¿Un leopardo puede quitar sus manchas? ¿Una persona puede cambiar el color de su piel? ¿Una persona puede dejar de ser pecadora?  Por su supuesto que no, todo aquello es imposible.

Sabemos que nuestro corazón es engañoso y que tenemos grandes luchas diarias por hacer el bien. Todo esto viene de la genealogía de Adán, que por un solo pecado contaminó la raza humana y nos arrastró a la muerte, por eso somos incapaces de hacer siempre el bien.

Pero un hombre Santo llamado Jesús con muerte de cruz, pagó el precio que tú y yo debíamos haber pagado, nos perdona, nos salva del pecado, de la muerte y nos lleva a la Vida Eterna. Gracias sean dadas a Su Nombre por tan grande e inmerecida bendición.

Comparte www.pandevida.cl con otras personas

Marca propia“En él también ustedes, cuando oyeron el mensaje de la verdad, el evangelio que les trajo la salvación, y lo creyeron, fueron marcados con el sello que es el Espíritu Santo prometido.”

Efesios 1:13

Una marca no significa nada si no la conoce alguien. Si ya has dedicado tiempo, lectura bíblica y oración en búsqueda de Jesús, ya tienes claro cuál es tu marca propia y debes darla a conocer; es tu sello personal.

Debemos establecer en nosotros claramente nuestra marca propia; que es “Jesucristo”, quien nos relaciona con el mundo, con nuestras familias, la que tiene relevancia en las personas y alcance sobre quienes no le conocen.

Tu testimonio de fe, será de gran explosión, hará gran ruido para que tu mensaje cristiano resuene en cada rincón de tus conocidos y cercanos. Tu marca propia, es tu sello de evangelización de acuerdo a la Gran Comisión (Mateo 28).

Comparte www.pandevida.cl con otras personas

Actitudes correctas“De modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes.”

Colosenses 3:13

Cuando sentimos que nos hacen daño es difícil olvidar y siempre encontramos un espacio para comentar a otros los hechos y de alguna manera buscar nuestra aceptación. Con ello, solo se logra mantener la herida abierta y nunca sanamos de aquello.

Ejercer la sabiduría de La Palabra, hace que Jesucristo nos sana del recuerdo de esos momentos y olvidar con amor.  Dicen, que por algo Dios nos hizo con ojos solo por delante para no mirar atrás, y con un cuello corto que no permite girar completamente la cabeza para ver detrás, solo una parte, para no olvidar y corregir el error cometido.

Las relaciones humanas fueron creadas para ser cultivadas y alimentadas por el amor. En la medida que nos dediquemos a satisfacer nuestra naturaleza humana, dejaremos de experimentar las relaciones plenas en el amor de Dios. Si practicamos como Dios desea, nuestras relaciones serán no solo de bendición a nosotros mismos, sino a todos aquellos que nos conocen.

Comparte www.pandevida.cl con otras personas

Camino a casa“Más a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios”

Juan 1:12

Volver a casa es fácil, pero volver a la morada de Cristo es diferente. Llegamos a una relación personal con el Señor cuando sucede el cambio más radical en nuestra vida; el punto decisivo consiste en creer que Jesús es el Hijo de Dios, el que murió por nuestros pecados, fue sepultado y resucitó de entre los muertos, y recibirlo por Salvador y nuestro Señor.

Los elementos claves por medio de los cuales llegamos a reconciliarnos con el Padre son: lo primero que necesitamos comprender es que estamos separados de Dios por el pecado, es un abismo ancho y profundo que nos separa de Él.
Lo segundo es el arrepentimiento personal que es vital en el proceso de transformación y sentir la necesidad de un Salvador para nuestras vidas.
Jesús con su muerte en la cruz cerró la brecha que nos separa de Dios, entregando Salvación Eterna a nuestra vida. Jesucristo es el único camino a la casa del Padre celestial.
Comparte www.pandevida.cl con otras personas

Suscripción a nuestro Devocional

Escriba su primer nombre y correo electrónico. Recibirá su libro gratis y nuestros devocionales en su correo electrónico.