Abatido por las pruebas

“¿Por qué te abates, oh alma mía, y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.” Salmos 42:5

Vivir el desaliento frente a las pruebas agota nuestras fuerzas y hace decaer nuestra fe en el poder de Jesucristo. En la medida que pasa el tiempo y no vemos la pronta solución a nuestro problema, el ánimo se agota y consume la energía pareciendo que la derrota pronto se apoderará de nosotros. Hay que detenerse y llegar a punto cero para reflexionar.

Lo primero es no culparse, porque eso a uno lo paraliza y no permite que recuperemos nuestra fe. En Jesús hay esperanzas y palabras de bendición para nuestras vidas.
Jesús solo quiere la oportunidad de consolarte y abrazarte con sus largos y fuertes brazos de amor y comprensión.

En algún momento nos hemos apartado de la presencia de Dios y luego regresar a esa intimidad con El Creador nos resulta una tarea titánica.

Cuida lo que llega a tus oídos y busca del consejo de Jesús a través de la Palabra. Orar y estar a solas con nuestro Señor, te sostendrá frente a las pruebas. Jesús  a pesar de su dolor y padecimiento no se bajó de la cruz. Él es tu esperanza y Salvación.
Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas


Retomar tu relación con DiosNo temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.”

Isaías 41:10

¿Cuantas veces has dejado de orar, o dejado de buscar a Dios y luego no sabes cómo empezar? Poco a poco vemos que nos vamos secando, cual árbol en los tiempos de sequía. Esos magros períodos son una oportunidad para caer en tentación y ensuciar nuestros pies, lo cual impedirá tener una genuina relación con Jesús.

¿Cuantas veces esos dos días sin orar se convirtieron en semanas y luego meses? ¿Crees que no hay solución? ¡Hoy puedo decirte que si la hay!  Un Cristiano que no tiene una vida espiritual se seca poco a poco, es nuestro deber enfocar cada célula de nuestro ser a tener una estable relación con Dios.

Hay un tiempo para detenerse y pensar en lo que está pasando y tomar la decisión de cambiar cuanto antes, para corregir esta situación. No esperes estar enfermo para tener que ir al médico.
Hoy es el día que debe retomar tu relación con Dios, y sanar tu pecado. Él nos sana, nos limpia y nos perdona en su eterna misericordia.
Envíe su opinión a www.pandevida.cl y comparta este mensaje con otras personas

Jesús, nuestro entrenador personal“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante.”

Hebreos 12:1

En una reciente entrevista el entrenador de futbol chileno Manuel Pellegrini, quien dirige con éxito al equipo del Manchester City en la liga inglesa, a la hora de definir cómo ha sido su carrera, el estratega explica que hubo una frase que marcó su vida.

Esa frase la tomó del entrenado Fernando Riera, quien fuera su mentor, ya que le llamaba cada lunes para criticarle diciéndole: “Discúlpame, pero que sepas, todo esto le pasó al equipo”.  Y le narraba todo lo que habían hecho mal. Dice: Y lo malo es que yo lo apuntaba, lo apuntaba.  Y me dejó esa frase para toda la vida: “No se te olvide que vas a volver a perder. Cuando ganes, no se te olvide nunca, que volverás a perder.” 

Esta experiencia tiene la misma importancia del mensaje que Jesús tiene para nosotros cada día, como nuestro personal trainer: “No se te olvide que vas a volver a pecar, no se te olvide nunca, pero que es necesario tu arrepentimiento y llegar a mi presencia, y te daré perdón y amor, que no se te olvide nunca.”
Cada día debemos ejercitar los músculos de la fe, para que ellos se fortalezcan y nos sostengan en el camino de la vida.

Envíe su opinión a www.pandevida.cl y comparta este mensaje con otras personas

Con peligro en la tormenta“Y no apareciendo ni sol ni estrellas por muchos días, y acosados por una tempestad no pequeña, ya habíamos perdido toda esperanza de salvarnos.”

Hechos 27:20

En peligros de tormenta es necesario apuntalar firme la carga para no perderla y de esa forma, estar asegurados ante los embates del viento, la lluvia y las olas.  Los cables ayudaban a proteger la nave y daban firmeza al casco para capear la tormenta que golpeaba violentamente el barco donde iba el apóstol Pablo hacia el lugar Buenos Puertos, cerca de Sirte, sector de peligrosos arrecifes durante tormentas.

Como lo hicieron los marineros que acompañaban a Pablo en esta travesía, es necesario deshacerse de todos los pertrechos y equipajes innecesarios para que el barco quedase más ligero y pudiese surcar con más facilidad las grandes olas.

De la misma manera es necesario botar nuestras cargas y ponerlas en manos de Jesús, alivianando nuestra situación y confiando en la protección de nuestro Señor y Salvador, quien pronto traerá Esperanza y seguridad para salvarnos.

Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

La Gloria de Dios como el arco iris“Como parece el arco iris que está en las nubes el día que llueve, así era el parecer del resplandor alrededor. Esta fue la visión de la semejanza de la gloria de Jehová. Y cuando yo la vi, me postré sobre mi rostro, y oí la voz de uno que hablaba.”

Ezequiel 1:28

Un arco iris es un fenómeno que se presenta cuando una luz distante atraviesa un cuerpo de agua que esté en forma de lluvia, vapor o niebla. El agua se comporta como prismas y descomponen la luz generando múltiples colores.

En la Biblia encontramos varios textos que hacen relación al arco iris y su inmensa belleza, pero en general, lo relacionamos con el diluvio y nos imaginamos a Noé en una montaña frondosa, junto a su familia observando la inconmensurable hermosura del arco iris, señal del pacto de Dios con la humanidad.
La palabra arco iris tiene una trascendencia mucho mayor, ya que muestra la Gloria de Dios Altísimo.

Igual que Ezequiel, los creyentes de hoy necesitamos una visión de la Gloria de Dios, para experimentar su poder y santidad, a fin de prepararnos antes que podamos entrar activamente en su obra para servir.

En un precioso proceso, donde se recibe la comprensión de Dios a través de Jesucristo por medio del Espíritu Santo, mediante la Palabra de Dios.

Envíe su opinión a www.pandevida.cl y comparta este mensaje con otras personas

Doce apóstoles“En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.”

Lucas 6:12-13

Muchos se preguntan porque Jesús eligió a doce apóstoles y no un número distinto. Pareciera que doce es una cifra mágica, pero La Biblia da certeras pistas por la elección del número doce.  Según la historia de Israel el número doce tiene una gran trascendencia, la cifra coincide con las doce tribus de Israel, y su descendencia. El doce sirve para determinar elementos rituales.

Lev. 24:5 “Y tomarás flor de harina, y cocerás de ella doce tortas; cada torta será de dos décimas de efa.” Eran los panes de la proposición, puesto ante Yahvé y comidos por Aarón y sus hijos. Doce eran los dones que debían ofrecerse a Dios ante el altar; “Esta fue la ofrenda que los príncipes de Israel ofrecieron para la dedicación del altar, el día en que fue ungido: doce platos de plata, doce jarros de plata, doce cucharas de oro.”Num.7:84.  Y el sacrificio de “Todos los bueyes para holocausto, doce becerros; doce los carneros, doce los corderos de un año, con su ofrenda, y doce los machos cabríos para expiación.” Núm. 7:87.

El número de los profetas menores es precisamente doce. El último de los libros de la Biblia, el Apocalipsis de San Juan, cuenta de la señal grande que apareció en el cielo:“Una mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.” Huida al desierto, fue alimentada durante mil doscientos sesenta días (Ap. 12,1-6). Las cifras ofrecidas en el relato giran alrededor del número doce.

La Jerusalén celestial, “la que bajaba del cielo de parte de Dios” era una ciudad que “tenía un muro grande y alto; tenía doce puertas, sobre las puertas, doce ángeles y unos nombres escritos que son los de las doce tribus de Israel… El muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero” (Ap.  21:12-14). Quien revelaba La Palabra a Juan “tenía como medida una caña de oro para medir la ciudad, sus puertas y su muro.” La ciudad medía doce mil estadios, sus cimientos eran de doce piedras preciosas, el muro alcanzaba la longitud de ciento cuarenta y cuatro codos. “Las doce puertas eran doce perlas” (Ap. 21,16-21).

El número doce quedó afirmado en nuestra religión con el nombramiento de los apóstoles de Jesús, encargados, según los textos de los evangelios, de continuar la obra de Él Maestro. La traición de Judas dejó incompleto el número de doce, por lo que los once restantes se preocuparon de completar el número con la elección de Matías.

Envíe su opinión a www.pandevida.cl y comparta este mensaje con otras personas

La fe, única condición“Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito. Mas el justo por la fe vivirá.”

Romanos 1:17

No es fácil hablar a otras personas de Jesús, si no tenemos la fe suficiente para compartir nuestro testimonio de lo que hizo Cristo en nosotros y como de allí nos cambió la vida. Hablar de Jesús a otras personas, es abrir una Biblia personal y compartir de su obra en nosotros.

La fe no es solo una confesión acerca de Cristo, sino también es una actividad que brota del corazón del creyente que procura seguir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.
La justicia de Dios es la vía divina para justificar al pecador y restablecer nuestra inocencia ante el Señor. La fe en Jesucristo es la única condición que exige Dios para la salvación.

Las buenas obras y la obediencia a sus mandamientos serán el complemento de su obra en el cristiano que desea y busca con diligencia de Su presencia para tener una permanente comunión.

Envíe su opinión a www.pandevida.cl y comparta este mensaje con otras personas

Estoy en riesgo permanente“Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago.”

Romanos 7:19

Mientras más cerca estamos de tener una genuina relación con Jesús, es más fácil darnos cuenta que las tentaciones que sufrimos a diario, pueden confabular contra nosotros y nuestra santidad.
Sabemos que estamos en riesgo permanente por medio de nuestra carnalidad, ya que somos vendidos al pecado por medio de las tentaciones de la carne. Vivir en Cristo nos da la victoria y nos libra de pecados, siendo capaces de escoger la nueva vida, en vez de seguir atados a la vieja naturaleza.

Diga ¡no! al pecado cada vez que se acerque a usted. Existe una gran esperanza a través de nuestra nueva vida en Cristo.

En las tentaciones nos damos cuenta que hemos desarrollado un conflicto entre la nueva y la vieja naturaleza, pero sabemos que existe un camino hacia la victoria, porque Jesús nos libera para que vivamos bajo el poder del Espíritu Santo y no perder nuestra comunión con Él.
Envía tu opinión a www.pandevida.cl y comparte este mensaje con otras personas

La ventana de la mente“La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz.”

Mateo 6:22

Los ojos son la ventana de la mente, porque cada imagen que recibimos va directamente a nuestro cerebro.

Un doctor al examinar nuestros ojos, puede encontrar signos de malestar con solos examinarlos, ya que rápidamente acusan enfermedades. La medicina ha descubierto que cuando una persona ve algo y le pone una especial atención, nuestra pupila se dilata, pero, no se sabe cuál es la razón.

Las palabras “bueno” y “malo” tienen que ver con la actitud del hombre hacia las riquezas. Y sabemos que no es sensato poner la confianza en algo tan pasajero, ya que las posesiones terrenales no duran eternamente. Si ponemos el ojo en aquello, significa que nuestro ojo no es bueno.

El ojo bueno es el ojo sano. El que tiene “ojo bueno” tiene visión espiritual 20/20. Ve claramente. No ve “doble”. Más bien, debemos poner nuestra confianza de todo corazón en Dios. El ojo es la ventana por la cual la luz entra al cuerpo.

El que tiene ojo bueno tiene sus tesoros en el cielo. Tiene un solo propósito en esta vida. Busca primeramente el reino de Dios y su justicia, busca una sola cosa. Tiene su mirada en las cosas de Dios.

Envíe su opinión a www.pandevida.cl y comparta este mensaje con otras personas

1.440 minutos“Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré, y él oirá mi voz.”

Salmos 55:17

1.440 minutos tiene un día. ¿Cuántos minutos de estos, usted dedica a la Oración?

Son cientos los versículos que aparecen en la Biblia, los cuales nos llevan a la Oración para tener comunión con Jesús y recibir de sus eternas promesas.

Aquí hay algunos versículos que refrescarán su alma y su espíritu. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda Oración y ruego, con acción de gracias. Orando en todo tiempo con toda Oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos. Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y Orad unos por otros, para que seáis sanados.

Porque la Oración eficaz del justo puede mucho. Porque si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Envíe su opinión a www.pandevida.cl y comparta este mensaje con otras personas

Suscripción a nuestro Devocional

Escriba su primer nombre y correo electrónico. Recibirá su libro gratis y nuestros devocionales en su correo electrónico.

Abrir la barra de herramientas